NO TODO ENTRA EN UNA MALETA PERO… EN LA NUESTRA ¡SI!

Voy a lanzar una pregunta al aire ¿Quién no se ha sentado encima de una maleta para que cierre? Aunque creo que esta no es la pregunta más idónea, voy a volver a redactarla:

¿Quién no ha obligado a la maleta y forzado su cremallera para poder cerrarse?

¡Cerrando maleta!

Más de una se sentirá identificada, pero si se establecen unas pautas y si una se toma su tiempo para decidir que sí y que no es relativamente importante no es una misión suicida.

  1. Consultar el tiempo que va a hacer en nuestro destino. Sabemos que no es fiable 100% pero si te guía para prescindir de los malditos “por si acaso” que al final consiguen que corra por el cuerpo la sensación de que necesitas todo.
  2. Dedicar tiempo a imaginar y decidir los looks, es decir, saber exactamente lo que llevas para cada día. Esto igual es más fácil en escapadas de fin de semana o cuatro días, pero si tienes la suerte de disfrutar de unas buenas vacaciones intenta llevar prendas que combinen entre sí, así se logra no llenar la maleta creando un fondo de armario, donde lo que esta abajo nunca se pone. De nuestras colecciones Jota+ge y Jeans by Jota+Ge proponemos con un mismo pantalón fresquito y veraniego en tela satinadoa, dos opciones totalmente diferentes. La primera un look de día, desenfadado y playero. La segunda un look de tarde/noche ideal para ir de cañas o una cena informal.Propuesta by Jota+Ge
  3. Optimizar el espacio, a la hora de meter las prendas siempre lo más “grande” como pantalones o chaquetas es lo primero que se guarda, y en la parte de arriba las prendas de menos volumen. Los huecos que sobren se pueden aprovechar para guardar ropa interior y calcetines.
  4. Los objetos de aseo también tienen su cabida, desde Jota+Ge recomendamos hacer una lista, ya que son demasiadas cosas y siempre falla alguna. Siempre meterlos en una bolsa individual, ya sea para llevar en equipaje de mano o dentro de la maleta. Así se evita que se rompa o abra algún bote de champú, loción corporal, pasta de dientes… y toda nuestra ropa se convierta en un desastre antes de llegar.

Con estas cuatro pautas la maleta de salida está completa pero… ¿y la vuelta? Cuantas veces tenemos la sensación de que lo que en su día entraba ahora ¡ha crecido! Muy importante conocerse, es decir, si sabes que te vas a comprar ropa durante el viaje, obviamente que tu  maleta inicial no esté llena, ya que querrás estrenar tus nuevas adquisiciones y lo que llevabas ni lo usas y lo que es peor ¡roba tu espacio! Otro motivo por el que la maleta se niegue a cerrar es la depresión de volver al día a día, la desgana con la que se guardan las cosas, sin doblar, rebujadas… esto hace que “engorde” y lo que era un puzle perfecto sea una maraña.

Lo único que nos queda por decir es ¡buen viaje!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s