ABRIGOS DE PELO

Si no habéis visto la predicción del tiempo para este fin de semana, ya os adelanto que viene el invierno en su estado puro. Frío, lluvia y nieve. A muchas de nosotras sé que lo primero que se nos pasa por la cabeza es: sofá, manta y peli. Pero después de una dura semana de trabajo también debe haber momento de ocio, un buen poteo con los amigos, familia, pareja…

No seamos influenciadas por el tiempo. El frío se puede combatir, desde Jota+ge proponemos unas prendas de abrigo de pelo. Este tejido es calentito y si juntas lo práctico con el buen gusto y diseño, surgen estas prendas femeninas y elegantes, lejos del típico chaquetón recto y con cuello que usaban las abuelas.

Jota+ge

jota (32 de 115)jota (89 de 115)

 

Jeans

020 031

 

Mikaella

mikaella (90 de 101)

Anuncios

Tratamiento facial post navidad

10 de enero, ¿cuántas de vosotras estáis en operación post navidad? Duras han sido estas dos semanas de excesos y celebraciones. Ahora toca intentar recuperar la normalidad, pero no sólo es importante el peso y volver a la figura que teníamos o la figura propuesta como objetivo del 2014, sino que también hay otras zonas del cuerpo resentidas por la navidad. La cara, la piel refleja la alimentación, los dulces como turrones, bombones, etc. hacen meya, también las horas con maquillajes, el descansar poco… un suma y sigue que necesita un fácil remedio casero para devolver al “espejo del alma” su naturalidad.

Hemos elegido un buen exfoliante o bálsamo limpiador, a base de:

1 patata mediana

2 cucharadas de miel

½ de azúcar negro

2 cucharadas de levadura de cerveza

Imagen

Estos ingredientes son una fuente de nutrientes para nuestra piel. La patata aporta vitamina C, magnesio y calcio, además estimula el colágeno y la elastina. La miel entre sus múltiples propiedades destacamos la jalea real, la vitamina B y los lípidos esenciales. Quizás lo más extraño en  esta mezcla sea la levadura de cerveza, pero ésta es generosa en vitamina E y además ayuda a regenerar la piel.

Cocer la patata al dente, para poder rayarla. Añadir las dos cucharadas soperas de miel y el azúcar, preferiblemente negro ya que el grano es más grueso. Por último la levadura de cerveza. Aplicar sobre la piel humedecida masajeando suavemente y aclarar con agua templada. Para secar es mejor en pequeños toques con una toalla suave.

Imagen

Resultados visibles en el mismo momento 🙂